Marketing digital vs. marketing tradicional: diferencias y ventajas

Los cambios tecnológicos también atraen nuevos comportamientos, y es precisamente por eso que ahora podemos hablar de dos grandes tipos de marketing: el digital y el tradicional; una dupla que, lejos de ser opuesta entre sí, ha probado que se beneficia al mezclar sus acciones en estrategias creativas e inteligentes.

Para conseguir que eso ocurra, es necesario conocer de qué se trata cada uno y cuáles son sus características. Empecemos con lo básico:

Definición de marketing digital

El marketing digital (o marketing online) son todas las acciones y estrategias que utilizan el internet, los dispositivos digitales y plataformas en línea para promocionar, vender o comunicar todo lo relacionado con productos o servicios, la atención de sus clientes y monitoreo de su desempeño.

Ahora, veamos qué es lo que define a su contraparte:

Definición de marketing tradicional

El marketing tradicional (o marketing offline) se refiere, principalmente, a todas las estrategias de venta, promoción y comunicación que ocurren fuera de los entornos digitales, ya sea en medios como la televisión o los periódicos impresos hasta activaciones en tiendas físicas. 

Y ahora que ya hemos establecido sus definiciones, hablemos de lo que los hace diferentes entre sí:

6 diferencias entre marketing digital y marketing tradicional

  • 1.  El enfoque

Debido a que en el marketing tradicional la audiencia no puede decidir del todo los anuncios que verá, por ejemplo, en un canal de televisión, las marcas se concentran en mostrar el producto que ofrecen, para que sea el protagonista y el principal atractivo.

En el marketing digital, las marcas saben que es un proceso que se personaliza más, y que incluso las personas pueden elegir qué es lo que quieren ver en sus pantallas de celular o computadora. Por lo tanto, deben ofrecer algo más que una imagen o las ventajas de lo que venden. Así, el contenido es lo que importa y lo que atraerá con mayor éxito a la audiencia.

2. Los medios que utilizan

Esta diferencia seguro ya la intuía: el marketing digital vive en entornos relacionados con internet, como anuncios en sitios web, publicaciones y campañas en redes sociales, email marketing, contenidos de blogs, atención de chatbots, entre otros. 

En el marketing tradicional se aprovechan otros medios que también tienen alcance, pero no dependen de plataformas ni dispositivos que deban conectarse a internet, como canales de televisión, radio, medios impresos, vallas, acciones en tiendas físicas, llamadas telefónicas, etcétera.

3. El alcance

Lo anterior explica entonces el alcance que cada tipo de marketing tiene. El digital, al depender de la conexión a internet, puede eliminar límites geográficos de su estrategia. Por eso es más sencillo que un negocio que tenga una tienda en línea se promocione en todo el país, en lugar de únicamente en la ciudad donde se instala.

En el caso del marketing tradicional existen sectores del mercado que todavía no tienen el acceso a internet que las estrategias digitales necesitan, así que es más fácil llegar a la audiencia por televisión o radio, si el producto o servicio se enfoca en los problemas que esas personas enfrentan.

4. La facilidad con la que se mide su desempeño

El marketing digital puede medirse y, por lo tanto, corregirse más rápido que el tradicional. Dado que se utilizan herramientas digitales para consultar resultados en tiempo real, se reduce el desperdicio de recursos. Además, es más sencillo darle seguimiento al origen de los leads o clientes, lo que compran, y lo que realmente les interesa.

El marketing tradicional, por otro lado, se revisa hasta que termina sus campañas. El ROI (retorno de la inversión) tarda en llegar, los datos pueden ser menos puntuales y, si no se hace con la suficiente rapidez, se pierden oportunidades.

5. El costo

A grandes rasgos, el costo del marketing tradicional puede ser más elevado que el digital. Tan solo hay que comparar lo que una empresa debe invertir en una campaña de Facebook, frente a una en un medio impreso. 

6. Engagement

Como las acciones del marketing digital lo permiten, la interacción de la audiencia es prácticamente inmediata. Descargar documentos, registrar datos, reproducir videos, comprar en línea en cuanto se lanza un producto, entre otras, son acciones que para el marketing tradicional implican más tiempo, principalmente por la necesidad de trasladarse a un punto en específico.

Por otro lado, es posible crear conversaciones más rápido si se cuenta con un canal digital para una campaña de marketing. Así, la comunicación se hace en ambas direcciones y de forma más eficiente.

Marketing tradicional vs. marketing digital: ventajas y desventajas

Ventajas del marketing digital:

Tiene rapidez para mostrar resultados.

Permite mayor interacción y engagement por parte de la audiencia.

Desventajas del marketing digital:

  • Depende de internet para comunicar su mensaje, así que no llegará a sectores que todavía no tienen acceso a ella.
  • Es más efímero y debe competir con mensajes de redes sociales, aplicaciones y sitios web.
  • Las personas pueden, si así lo desean, bloquear mensajes de una marca en particular, lo cual es un obstáculo para el alcance potencial que hay en internet.

Ventajas del marketing tradicional:

  • Le habla a una audiencia más amplia. Debe ser más fácil de entender, lo que permite llegar a más gente.
  • Su mensaje se reproduce en los medios sin que la gente pueda ocultarlos.
  • Si está bien ejecutado, es más fácil que la gente recuerde los mensajes porque hay menor volumen de publicidad offline que online.

Desventajas del marketing tradicional:

  • Lleva más tiempo medir su impacto.
  • No es posible corregir errores u optimizar campañas si se nota una oportunidad para hacerlo.
  • Necesita más inversión económica.

¿Cómo luce el marketing digital y sus estrategias? ¿De qué se trata el marketing tradicional? La siguiente clasificación te ayudará a distinguirlos todavía más sencillo.

Tipos de marketing digital

1. Marketing de contenidos

El marketing de contenidos tiene que ver con una comprensión de las necesidades, comportamientos e intereses de la audiencia, porque con base en esa información una marca o negocio crea contenido que llamará la atención de las personas, por dos razones principales: habla de lo que ya es parte de la conversación de ese público y lo muestra en el momento más oportuno.

Aquí entran acciones como publicaciones en blogs, creación de guías descargables sobre un tema específico, producción de videos tutoriales y otros materiales que no son anuncios, pero sí forman parte de una estrategia en la que se incluye contenido de valor.

2. Inbound marketing

Inbound marketing es la metodología desarrollada para atraer a los visitantes correctos, y hacer de ellos leads y clientes completamente satisfechos. Está basado tanto en el marketing de contenidos, al ofrecerles información de valor que los lleva hasta tus canales (como un sitio web), así como en ofrecer una experiencia de deleite para el cliente. Esto genera que las marcas puedan interactuar de forma significativa con su público y permanezcan centradas en sus necesidades.

Así, unos cuantos clientes iniciales darán impulso a su negocio, al permanecer fieles y ser embajadores de marca, que le recomendarán con sus amigos, colegas y conocidos. 

3. SEO

Nos referimos al Search Engine Optimization (optimización de motores de búsqueda), que le ayuda a impulsar sus contenidos gracias al uso de palabras clave que se relacionan con lo que la gente busca en internet y lo que puede ofrecerles. Es la razón por la que algunos sitios aparecen en los primeros resultados de Google cuando hace una búsqueda.

Puede ser onsite (cuando la optimización con palabras o frases clave ocurre en sus contenidos y sitio web) y offsite (cuando otros sitios añaden vínculos a sus contenidos en sus propios canales, reconociendo la autoridad que tiene en el tema).

4. Email marketing

El email marketing se encarga de entregar correos electrónicos a una lista de suscriptores al boletín de una marca o negocio, que se convierten así en leads calificados que han mostrado un interés especial en las noticias que reciben por ese medio.

Es una de las acciones más valiosas en el marketing digital, porque de pronto tiene una lista de personas que desean saber más de ustedi: sus novedades, ofertas, contenidos, promociones especiales y lanzamientos de producto. 

5. SEM

El Search Engine Marketing, o marketing de buscadores, son las campañas de publicidad pagadas que se realizan en los motores de búsqueda, como Google. Son los anuncios que suelen aparecer en los primeros lugares de resultados.

Claro está, no es suficiente con solo pagar para obtener esas posiciones: también es necesario que las personas realmente consideren útiles esos anuncios, que lleven a sitios o páginas que ayuden a resolver dudas o problemas y que no sean reportados como dañinos por los usuarios.

6. Marketing de redes sociales

Todo lo que ocurre en las redes sociales de una marca o negocio es, prácticamente, marketing. Algunas veces pueden ser campañas pagadas en Facebook o en Instagram; otras, publicaciones orgánicas que tienen buena recepción por parte de las audiencias. Sin embargo, aunque crear un perfil no cuesta y existen ejemplos de casos de contenidos viralizados sin inversión, lo cierto es que detrás hay una estrategia bien pensada para mantenerse relevante.

7. Marketing de influencers

Este es relativamente nuevo y ha sufrido algunas modificaciones en el último año. Cuando estaba en su punto más alto, el marketing de influencers era una de las estrategias más socorridas de las marcas: contactaban a una persona con una gran audiencia y contenido relevante en su tema, le ofrecían una remuneración por hablar de sus productos y esto derivaba en éxito casi instantáneo. Los seguidores de esta persona probaban la recomendación y las ventas crecían.

Sin embargo, las figuras con millones de seguidores se convirtieron en personas inalcanzables o sobreexpuestas, y se optó por la búsqueda de microinfluencers, que tienen una base de seguidores más modesta, pero su credibilidad es mayor. El secreto está en encontrar el perfil que va perfectamente con los ideales de la marca y su audiencia.

Tipos de marketing tradicional

1. Transmisiones

Aquí hablamos de los anuncios y mensajes que aparecen en televisión o radio; se paga por aparecer en ciertos horarios relevantes para la audiencia, y con una frecuencia que conviene a la marca o negocio. Quizá se sienta pasado de moda, pero recuerda que durante la final de la NFL se siguen produciendo anuncios de gran envergadura, que pagan millones de dólares por aparecer durante la transmisión del partido.

2. Correo directo

Algunos negocios utilizan este tipo de marketing para atraer a los clientes potenciales que viven alrededor de sus tiendas. No tiene que estar dirigido a un habitante en particular, simplemente se envía porque la conveniencia de la cercanía le podría ser relevante. Tiendas de autoservicio, escuelas, lavanderías o guarderías son ejemplos de los negocios que recurren a esta estrategia.

3. Llamadas en frío

En el mundo del sector hacia consumidores finales, o B2B, las llamadas en frío siguen siendo parte de sus acciones de marketing tradicional. Es una manera de hacer el primer contacto con las empresas que podrían interesarse en sus servicios.

4. Marketing de eventos

Ya sea como participante, organizador o patrocinador de un evento (ferias, conferencias, conciertos, seminarios, etc.), este tipo de marketing es una buena estrategia para acercarte al público que necesita conocer de cerca tu producto o servicio y de posicionarse como un experto en la industria relacionada con el evento. 

5. Anuncios impresos

La presencia en medios impresos sigue siendo relevante, sobre todo porque tienes dos grandes opciones: los que tienen mayor circulación (cuyos espacios para publicidad pueden ser más caros, pero llegan a más personas) y los que son de nicho (que reducen el precio y serán vistos por públicos más especializados). Es una forma de refinar tu audiencia.

6. Marketing de referidos

Este tipo de marketing puedes verlo también en ofertas digitales: si recomiendan a alguien o le comparten su código de referido, premias a la persona con un regalo o descuento especial. También es una buena manera de aumentar la lista de contactos, ya que si tu empresa o negocio logra satisfacer las necesidades de un cliente, no tendrá problemas en recomendarte con otras personas dentro de su círculo.

7. Entregables

Los folletos, trípticos, comunicado de prensa que hablan de un evento, los servicios de una empresa o las ventajas de un producto, son gratuitos y su principal función es la de informar. En inglés se les conoce como handouts; generalmente, se entregan al público en el contexto de una sesión informativa o de un sitio o evento que tiene que ver con la empresa. Por ejemplo, cuando se reparte el folleto de un hotel a las afueras de un sitio turístico relevante.

El 51 % de las personas en el mundo ya tienen acceso a internet y adaptan sus comportamientos a este acceso. En la batalla entre el marketing digital y el marketing tradicional, la clave estará en que estudie a tu audiencia y sus necesidades a fondo. A veces, una audiencia puede requerir ambos tipos de enfoques; aunque en esta era, una estrategia digital es indispensable.

Abrir chat
Hola. Estamos en línea por Whatsapp.
¿En qué podemos ayudarlo?