12 problemas que enfrentan las pymes

Los pequeños emprendimientos se enfrentan a diversos retos durante los primeros años. En América Latina sólo el 45% de las pymes logra superar los dos años de existencia contra un 80 % del mismo tipo de emprendimientos en Europa. Con estas tasas de supervivencia es fácil entender por qué quienes se arriesgan a emprender encuentran los primeros años como los más difíciles. No obstante, hay varias soluciones para resolver dichas dificultades. 

Presentaremos un panorama sobre los problemas de las micro, pequeñas y medianas empresas.

¿Qué son las pymes?

Son empresas que tienen de 1 a 250 empleados; se mantienen al margen del movimiento empresarial industrial, ya que su capital, inversiones y ganancias no son tan amplios. De cualquier manera son empresas activas y funcionales dentro del mercado.

Hay clasificaciones que dividen a este tipo de negocios en micro, pequeñas y medianas empresas con base en los ingresos y en el número de empleados con los que cuentan. Una microempresa suele tener de 1 a 10 empleados y sus ingresos son muy pequeños. La pequeña empresa cuenta con 10 y hasta 50 empleados asalariados o asociados. Por último, la empresa mediana está integrada por un mínimo de 50 trabajadores y un máximo de 250; son las empresas que pueden alcanzar más ingresos y generar más movimientos de inversión dentro del grupo de las pymes.

Los 12 principales desafíos de las pymes

Aunque estos no son los únicos problemas a los que se enfrentan las empresas del sector de las pymes, sí suelen ser los más comunes. 

  1. Encontrar clientes

Este no es solo un problema al que se enfrentan los pequeños negocios. Incluso las empresas más exitosas y grandes tienen que planear e implementar una estrategia para atraer clientes y no solo esperar a que lleguen espontáneamente.

Encontrar clientes puede ser particularmente difícil para negocios que no tienen un nombre reconocido. Por ejemplo, parece haber muchos sectores hacia los que se puedes dirigir, así que: ¿cómo sabe a cuál priorizar y cómo concentrar sus recursos?

  1. Contratar al personal adecuado

La contratación normalmente es uno de los retos más importantes a los que se enfrentan los pequeños negocios.. Contratar a nuevos empleados es un asunto importante y un proceso complejo. Y si no contrata a gente capacitada, la tasa de renuncia de empleados puede costar mucho a su negocio. 

Es importante encontrar y contratar a la gente adecuada y que realmente esté interesada en lo que haces en tu empresa.

  1. Tener presencia digital

Aunque podrías pensar que este problema solo atañe a las empresas medianas, lo cierto es que tener presencia digital puede ayudarle a tu negocio a consolidarse y avanzar desde las primeras etapas. Pese a ello,sólo el 48% de las pymes tienen un sitio web. 

Su presencia digital puede marcar una gran diferencia con respecto a la cantidad de clientes.. Por eso, descuidar este elemento es un inconveniente hoy en día.

  1. Aumentar el reconocimiento de marca

A veces puede parecer que las marcas más conocidas en la actualidad salieron de la nada. ¿Cómo se convirtieron en un negocio de renombre? ¿Cómo lograron crecer tan rápido? ¿Puede su negocio crecer igual de rápido?

La realidad es que la mayoría de empresas trabajan mucho, tienen errores y rechazos que pasan tras bambalinas. Hay estrategias para dar a conocer tu marca y construir una reputación increíble que puedes seguir sencillamente.

  1. Obtener leads

Generar más y mejores leads es uno de los objetivos más importantes. Un sistema exitoso de generación de leads es lo que convierte a visitantes de un sitio web en clientes potenciales y mantiene el ciclo de ventas lleno de prospectos.

  1. Lograr un balance entre crecimiento y calidad

Fomentar la escalabilidad de su negocio y mantener el funcionamiento puede ser complicado. Este problema surgirá en todas las áreas del negocio: en la producción , en el departamento de marketing y creación de contenidos, en el área de contratación, entre otros.

Muchos ejecutivos de negocios van tras el crecimiento sin importar los costos. No obstante, si hace que el crecimiento sea rápido, aumentará de inmediato su tasa de contratación. Esto puede saturar a los miembros experimentados de su negocio, ya que requiere tiempo capacitar a los nuevos empleados.

  1. Evitar las fallas en la cultura organizacional

Puede ser en la etapa inicial porque no hay un verdadero conocimiento de la cultura organizacional, o en uno de los procesos de evolución del emprendimiento.

Una persona o un pequeño grupo de personas que comienzan un negocio tendrán que enfrentarse a los problemas de gestión y organización. Aunque lo más común sería pensar que esto sucede por desconocimiento de la cultura organizacional, en realidad  es un dilema que deben resolver las pymes una vez que han logrado obtener una cierta estabilidad.

Conforme esa empresa crece y evoluciona, tiene que replantearse el esquema desde una perspectiva organizada.

  1. Tener un financiamiento inadecuado

Entre un financiamiento poco productivo y uno nulo, las posibilidades de desarrollo disminuyen considerablemente. Pero ¿por qué suele ser un problema tan común entre las pymes? Muchas veces tiene que ver con que los préstamos bancarios no son préstamos empresariales, sino personales.

Otro de los motivos por los que suele hacerse un mal financiamiento es que solo se consideran a los bancos como posibles prestamistas. Deben evaluarse alternativas como inversionistas privados, campañas de crowdfunding o plataformas de inversores.

  1. Uso de herramientas digitales e inteligencia artificial

No se trata únicamente de subir un sitio web o una tienda en línea: se trata de modificar la forma en que se trabaja con el uso de software,  aplicaciones y tareas automatizadas para dar una mejor atención al cliente. Al mismo tiempo se aprovechan los datos que las transacciones en internet permiten: comportamiento de los visitantes, identificación de compradores frecuentes, oportunidades para la experiencia del usuario óptima. 

  1. Tener diversidad y flexibilidad

Desde la crisis que comenzó a afectar a todo el mundo desde 2020, las empresas han visto cómo la percepción del empleo ya no es la misma que se conocía hasta el 2019: lo que antes parecía inaudito, poco a poco comienza a hacerse parte de la nueva normalidad. Por ejemplo, las contrataciones ya no se limitan por aspectos geográficos, las oficinas se convierten en algo opcional o que se puede combinar el trabajo presencial con el de a distancia, y se impulsa la búsqueda de perfiles más diversos.

La idea de que las pymes solo aceptan colaboradores que comparten completamente sus ideales comienza a debilitarse, gracias a los beneficios que trae a las organizaciones incluir distintas expresiones culturales y de identidad. 

  1. Impulsar nuevas habilidades

Todos los cambios que se han experimentado durante el último año tienen una consecuencia en común: los perfiles de los profesionistas ya no son iguales. Gracias a la aceleración de la transformación digital muchas tareas que se esperaban de los empleados ya son parte de la programación de un software o aplicación; por lo tanto, las personas tienen más tiempo para dedicarle a aspectos que requieren creatividad, análisis de información y propuestas innovadoras.

Estos son algunos de los problemas típicos que enfrentan las pymes.

TAGTA Consultora Comercial para Empresas tiene la experiencia y el conocimiento necesarios para colaborar con las pymes para superar sus problemas, logrando objetivos concretos, alcanzables y medibles.

Contáctese con nosotros para combinar una primera reunión de trabajo sin cargo para detectar sus necesidades y conocer sus desafíos, y proponerle las soluciones que su empresa requiere.

Lic. Juan Carlos Tagtachian

Socio

 

Abrir chat
Hola. Estamos en línea por Whatsapp.
¿En qué podemos ayudarlo?